El Triángulo del Fraude

Los expertos determinaron que para que se materialice el fraude deben existir el poder, la oportunidad de cometerlo y la nacionalización. Estos tres puntos importantes se conocen como el triángulo del fraude. El propósito principal de este trabajo investigativo fue detectar e identificar si hay relación entre el nivel gerencial y las dimensiones del fraude.

 

Para este trabajo investigativo se entregó un cuestionario para ser completados por gerentes que trabajan en el área de la banca hipotecaria de San Juan, Puerto Rico. Se utilizó la prueba no paramétrica Kendall Tau para correlacionar las variables de la investigación.

 

 

De esta misma forma se comprobaron que las características del fraude asociadas a la dimensión de la oportunidad, están determinadas por el nivel de gerencia en una organización. Con este razonamiento estadístico podemos presentar las relaciones entre las tres dimensiones del fraude. Poder vs. Oportunidad, Poder vs. Nacionalización y Oportunidad vs. Nacionalización. Sólo en esta última relación, hay evidencia para rechazar la hipótesis nula que establece que las características del fraude asociadas al ángulo de Oportunidad, no están relacionadas a la Racionalización del individuo que pretende o comete fraude.

Abstract

Experts have determined that to commit fraud must exist the power, the opportunity, and the nationalization. These three important points are known as the fraud triangle. The main purpose of this research was to detect and identify whether there is relationship between management levels and dimensions of the fraud. For this research a questionnaire was answered by managers working in the mortgage banking area of ​​San Juan, Puerto Rico. A nonparametric test of Kendall Tau was used to correlate the variables of the investigation. In evaluating the correlation there is sufficient evidence to reject the null hypothesis which states that the characteristics of fraud associated with the dimension of the rationalization are determined by the management level in an organization. In the same way, it was found that the characteristics of fraud associated with the size of the opportunity, are determined by the management level in an organization. With this statistical reasoning we presented relationships between the three dimensions of the fraud. Power vs. Opportunity, Power vs. Nationalization, and Opportunity vs. Nationalization. Only in this last relationship, there is an evidence to reject the null hypothesis which states that the characteristics of fraud associated with the angle of opportunity, are not related to the rationalization of the individual who intends or commits fraud.

Palabras clave: Fraude, Poder, Oportunidad, Nacionalización

I. Introducción

En la búsqueda por detectar y atacar el fraude, los expertos han determinado que para que se materialice deben existir tres elementos, tener el poder (motivo o presión), percibir la oportunidad de cometerlo y de alguna manera racionalizar que el fraude es aceptable. Estos tres puntos importantes se conocen como El Triángulo del Fraude. Los componentes del triángulo de fraude de acuerdo al criminólogo Donald R. Cressey (1961) “surgen cuando una persona tiene altos estándares de moralidad probablemente tiene dificultad cometiendo un fraude. Aquellos que no tienen principios simplemente encuentran una excusa y se justifican a sí mismos diciendo que no hay nada malo en lo que están haciendo.”

Este tipo de conducta anti ética, no profesional e ilegal, se está propagando como un virus en las más grandes y prestigiosas entidades del mundo como: Wall Street, 2008 entre otras. Además, como en una película de espionaje, los temas principales son deslealtad o traición, conspiración, avaricia de poder, engaños, robo y todos bajos los tentáculos del fraude. Para empeorar la situación y hacer más difícil el detectar gestiones irregulares, los profesionales de la ilegalidad cibernética están utilizando lo último en la tecnología para cometer el delito de fraude. Por tal razón, el propósito principal de este trabajo investigativo es detectar e identificar aquellas áreas o departamentos de mayor riesgo y en cual nivel profesional o ejecutivo se manifiesta más el fenómeno del fraude. Además, esperamos que los resultados fomenten la creación de normas y sistemas de control en las compañías y que todo el nivel profesional o ejecutivo se les requiera capacitación especializada para la detección del fraude corporativo.

II. Fundamentos teóricos

Uno de los exponentes más certeros en el tema, el Doctor Donald Cressey (1961), criminólogo estadounidense, desarrolló uno de los modelos más aceptados y que explica el porqué buenas personas cometen fraude. Este modelo se conoce como: El Triangulo del Fraude. Su investigación se centró en desfalcadores a quienes llamó violadores de la confianza. El triángulo del fraude distingue tres factores que deben estar presentes para que una persona común cometa fraude. Estos factores son:

1. Poder (incentivo/presión) - La administración u otros empleados tienen un estímulo o están bajo presión, lo que les da una razón para cometer fraudes.

2. Oportunidad - Existen circunstancias (por ejemplo, la ausencia de controles, controles ineficaces o la capacidad que tiene la administración para abrogar los controles) que facilitan la oportunidad de perpetrar un fraude.

3. Racionalización/actitud - Aquellas personas que son capaces de racionalizar un acto fraudulento en total congruencia con su código de ética personal o que poseen una actitud, carácter o conjunto de valores que les permiten, consciente e intencionalmente, cometer un acto deshonesto.

A raíz del descubrimiento de los mayores fraudes financieros en la historia de los Estado Unidos (Enron, 2001, WorldCom 2001-2002 y Tyco 2001), fue necesario legislar para penalizar legalmente aquellos que propicien la actividad fraudulenta (Ley de Sarbanes and Oxley Act, 2002). Esto obligó a desarrollar dentro del campo de la Contabilidad y Auditoría un área más especializada llamada Forense. Un Contable o Auditor al detectar fraudes no profundiza en los mismos mas allá de evidenciar y determinar la incidencia que tiene sobre los datos contabilizados o auditados. En el área forense se profundiza en la detección y prevención del fraude financiero.

III. Objetivos de investigación

El desarrollo de actividades fraudulentas a creados daños económicos millonarios, pérdida en la confianza de las empresas, pérdida ética y valores relacionados a la administración financiera. Esto ha provocado cuestionamientos por parte de los accionistas. A su vez, ha impulsado a la intervención directa de agencias gubernamentales estatales y federales por la lucha contra el fraude. Lo antes expuesto, pueden ser observaciones que expongan el posible origen y existencia del problema, de las cuales podemos proponer como objetivos de la investigación comprobar las siguientes hipótesis:

H1 Las características del fraude asociadas al la dimensión del poder, están

determinadas por el nivel gerencia en una organización.

H2 Las características del fraude asociadas al la dimensión del poder, no están

determinadas por el nivel gerencia en una organización.

H1 Las características del fraude asociadas al la dimensión de la

racionalización, están determinadas por el nivel gerencia en una

organización.

H2 Las características del fraude asociadas al la dimensión de la racionalización

no están determinadas por el nivel gerencia en una organización.

H1 Las características del fraude asociadas al la dimensión de la oportunidad,

están determinadas por el nivel gerencia en una organización.

H2 Las características del fraude asociadas al la dimensión de la oportunidad, no están

determinadas por el nivel gerencia en una organización.

IV. Metodología

Para este trabajo investigativo se entregó un cuestionario para ser completados por gerentes que trabajan en el área de banca hipotecaria. Se suministró el cuestionario a gerentes y oficiales que tienen a su cargo un departamento o varios empleados. Este cuestionario fue completado por los participantes voluntariamente. Se tomaron una muestra de 20 sucursales la cual es representativa para el área metropolitana de San Juan Puerto Rico.

En este trabajo se siguió el método hipotético deductivo. Se desarrolló un cuestionario que consta de dos partes. En la primera parte, las primeras cinco preguntas son para determinar el perfil de los encuestados. Las próximas, son sobre las dimensiones asociadas al triángulo del fraude, que consiste en Precisión, Oportunidad y Racionalización. Se procedió a tabular el cuestionario para determinar los hallazgos y poder dar recomendaciones.

V. Análisis de datos

El 75% de los participantes cuentan con una vasta experiencia gerencial de más de 16 años. El 40% de los encuestados cuentan con una experiencia de trabajo entre 16 a 20 años, un 25% con 21 a 25 años y 10% de 26 a 30. Existe un pequeño grupo con menos experiencia como gerenciales, de 6 a10 años un 15% y de 11 a 15 años un 10%.

El 90% de los individuos encuestados tienen bachillerato mientras que el otro 10% no había completado un grado universitario.

Del grupo de encuestados un 55% resultó ser del género masculino, mientras que un 45% de ejecutivos de alto nivel fueron del género femenino.

El 100% de los que contestaron ocupan un puesto a nivel gerencial. El 75% de los que contestaron el cuestionario no tenían conocimiento sobre el triángulo del fraude. El otro 25% indicó conocer el triángulo del fraude.

El 65% indicó que nunca habían recibido adiestramiento relacionado al triángulo del fraude. Un 15% recibe poco frecuente adiestramiento del asunto discutido y un 20% recibe el adiestramiento frecuentemente.

El 40% de los encuestados están en desacuerdo y 20% completamente en desacuerdo, que el ejecutivo de alto nivel gerencial debe ser ambicioso en su nivel económico. Por otro lado tenemos un 20% que están de acuerdo, un 15% parcialmente de acuerdo y apenas un 5% que están completamente de acuerdo.

El 45% de los encuestados piensan que la presión de grupo tendrá consecuencias económicas para el alto ejecutivo, 15% están completamente de acuerdo y 25% parcialmente de acuerdo.

Más de la mitad de los encuestados (55%) piensan que los altos gerenciales se pueden obsesionar con el poder y el control, un 20% están parcialmente de acuerdo y el mismo porciento (20%) están completamente de acuerdo. Solo un 5% estuvieron completamente en desacuerdo.

Un gran porciento de los encuestados (30% en desacuerdo y 25% completamente en desacuerdo) piensan que no necesariamente todo lo que se hace es correcto y que no se debe ser inflexible, aunque un buen porciento (20% de acuerdo, 15% completamente de acuerdo y 10% parcialmente de acuerdo) piensen que es necesario tener esta cualidad.

Según la mayoría de los encuestados 35% están completamente en desacuerdo y el 20% en desacuerdo que el ejecutivo de alto nivel necesita de la lealtad de sus subalternos para alcanzar sus metas financieras. No obstante, el 20%, 15% y 10% respectivamente piensan parcialmente de acuerdo, de acuerdo y completamente de acuerdo, lo contrario, que sí necesitan lealtad.

Mis posesiones materiales (auto, casa, etc.) deben ser a la altura de una clase social poderosa. Es interesante el hecho que la mayoría de los encuestados (45% en desacuerdo y 25% completamente en desacuerdo) piensan que las posesiones materiales no deben ser un reflejo de una clase social específica.

El ejecutivo de alto nivel gerencial conoce en detalle los procesos y cuenta con suficiente poder sobre los recursos y las personas. En esta pregunta más de la mitad de los encuestados está completamente de acuerdo (30%), de acuerdo (25%) o parcialmente de acuerdo (15%) con el hecho de que los altos niveles gerenciales deben conocer todos los procesos y tienen poder sobre recursos y personas. 25% estuvo en desacuerdo y el 5% completamente en desacuerdo.

El ejecutivo de alto nivel tiene la capacidad para asumir retos, tener exceso de confianza y presión por los resultados. La inmensa mayoría de los encuestados (45% de acuerdo, 25% completamente de acuerdo y 20% parcialmentede acuerdo), pensó que la alta jerarquía debia asumir retos, tener confianza y soportar la presión de los resultados esperados. Solo el 5% estuvo en desacuerdo y completamente en desacuerdo.

Más de la mitad de los participantes (40% completamente en desacuerdo y 25% en desacuerdo) opinan que a la hora de la verdad, cuando un alto ejecutivo toma una mala decisión, se queda solo, porque la empresa no se hace responsable.

El ejecutivo de alto nivel tiene protección legal en caso de un resultado adverso. El 50% piensan que en caso de un resultado adverso el ejecutivo no va tener protección legal y el otro 50% piensa que sí.

El poder le da autoridad para tomar decisiones sin consultar a superiores. En esta pregunta las opiniones son variadas, aunque el 60% está por lo menos en algún grado de acuerdo y 20% está en desacuerdo y 20% completamente en desacuerdo.

El gerente tiene el poder de perjudicar, hundir o destruir la empresa con información confidencial. Aunque el porciento mayor de los encuestados confesó estar de parcialmente de acuerdo, de acuerdo o completamente de acuerdo el 45% está en desacuerdo.

El gerente tiene el poder de transferir las faltas a los subalternos. Setenta porciento (70%) de una manera u otra piensa que el ejecutivo de alto nivel tiene el poder de transferir las faltas a sus subalternos.

Actúo para velar por los intereses de los inversionistas o propietarios los cuales no siempre coinciden con los propios. Un gran porciento de los encuestados (85%), entienden que actuan en beneficio de los inversionistas o propietarios de la empresa.

El cargo que ocupo implica gran autonomía en la toma de decisiones y el uso de los recursos. Los resultados en esta pregunta es similar a la anterior implicando que los altos ejecutivos tienen gran autonomía al momento de tomar desiciones y usar los recursos.

El poder de decisiones que tengo, puede causar daños financieros si así lo deseo, por la falta de controles. Las desiciones tomadas por un ejecutivo de alto nivel según la mayoría de los entrevistados (75%), pueden causar daños a la empresa.

Conozco los puntos vulnerables en la falta de controles de la empresa. El 75% de los participantes piensan que la alta jerarquía empresarial conoce los puntos vulnerables de la empresa. Por otro lado el 25% no esta de acuerdo con esa presunción.

La imagen social del ejecutivo de alto nivel gerencial es importante, es característico con la posición que ocupa. El 75% de las personas que partcipó en esta encuesta , opinó que la imagen social del ejecutivo de alto nivel gerencial debe representar la posición que ocupa.

El ejecutivo de alto nivel gerencial piensa que lo más importante es tener una cultura centrada en el éxito social y económico. El 75% estuvieron de acuerdo que el alto ejecutivo se centra en el éxito social y económico de las empresas.

El ejecutivo de alto nivel gerencial puede presionar a la compañía en caso de desear beneficios económicos. El 30% de los encuestados estan practicamente neutrales. Sin embargo, el resto de los encuestados estan en posiciones divididas, un 35% esta de acuerdo y un 35% esta en desacuerdo.

El ejecutivo de alto nivel gerencial puede tener poder legal sobre la compañía para su protección. El 75% de los participantes opinan que los altos ejecutivos a nivel gerencial, no gozan de poder legal sobre la empresa.

Los conocimientos adquiridos del ejecutivo de alto nivel gerencial, podrían permitirle ser un posible competidor contra la compañía.

A pesar de que el ejecutivo de alto nivel no tiene poder legal sobre la empresa según los encuestados, este podría utilizar los conocimientos adquiridos de la empresa para convertirse en un competidor. Solamente el 10% no entienden que podrían utilizar los conocimientos adquiridos para convertirse en competidores.

El ejecutivo de alto nivel gerencial estaría dispuesto a todo, para el beneficio propio y familiar, aunque perjudique a la empresa.

La mayoría, la cual fue un 65%, piensa que el ejecutivo de alto nivel estaría dispuesto a todo para beneficiarse él y su familia, aunque perjudique a la empresa. Por otro lado, hay un 35% que no esta de acuerdo con esa característica.

VI. Resultados de las hipótesis

HA1 Las características del fraude asociadas a la dimensión del poder, están determinadas por el nivel gerencial en una organización.

HA2 Las características del fraude asociadas a la dimensión del poder, no están determinadas por el nivel gerencial en una organización.

HB1 Las características del fraude asociadas a la dimensión de la racionalización, están determinadas por el nivel gerencia en una organización.

HB2 Las características del fraude asociadas a la dimensión de la racionalización no están determinadas por el nivel gerencial en una organización.

HC1 Las características del fraude asociadas a la dimensión de la oportunidad, están determinadas por el nivel gerencial en una organización.

HC2 Las características del fraude asociadas a la dimensión de la oportunidad, están determinadas por el nivel gerencial en una organización.

HD1 Las características del fraude asociadas al ángulo de Poder están influenciadas por la Oportunidad alcanzada en la organización.

HD2 Las características del fraude asociadas al ángulo de Poder no están influenciadas por la Oportunidad alcanzada en la organización.

HE1 Las características del fraude asociadas al ángulo de Poder, están influenciadas por la Racionalización del individuo que pretende o comete fraude.

HE2 Las características del fraude asociadas al ángulo de Poder, están influenciadas por la Racionalización del individuo que pretende o comete fraude.

HF1 Las características del fraude asociadas al ángulo de Oportunidad, no están relacionadas a la Racionalización del individuo que pretende o comete fraude.

HF2 Las características del fraude asociadas al ángulo de Oportunidad, no están relacionadas a la Racionalización del individuo que pretende o comete fraude.

Se utilizó la prueba no paramétrica Kendall Tau para correlacionar las variables de la investigación.

Con la prueba Kendall Tau se obtiene la correlación entre dos variables. Si los valores en las variables están en el mismo orden, la correlación será de uno. Si el orden de las variables son exactamente el opuesto, la correlación será de negativo uno. Los valores de 1 y –1 se suman; con n valores se puede obtener la cantidad de puntuaciones pares para una variable como el número de combinaciones N, tomando dos a la vez, lo que es N(N-1). Las puntuaciones iguales se ajustan. Para datos mayores de 10, la correlación Tau se aproxima a la distribución normal. Con el resultado de la Prueba se obtiene el valor Z el cual se compara si cae dentro del área de Rechazo o No Rechazo (Véase la figura 1 del Apéndice). Si el valor Z no sobrepasa el valor de más o menos 1.96 no tendremos evidencia suficiente para rechazar nuestras hipótesis que relacionan las variables correspondientes. Para evaluar nuestras hipótesis se compararon todas las variables de interés en nuestra investigación. Éstas son:

Poder vs. Nivel Gerencial

Racionalización vs. Nivel de Gerencial

Oportunidad vs. Nivel Gerencial

Poder vs. Oportunidad

Poder vs. Racionalización

Oportunidad vs. Racionalización.

(Para ver los resultados de las pruebas, véase la figura 2 del Apéndice).

VII. Conclusión

Al evaluar la correlación entre el poder y el nivel gerencial se obtiene que el valor de Z de 1.815 no sobrepasa el valor crítico de 1.96 con la confiabilidad de 95 por ciento en dos colas Por lo tanto, no hay evidencia suficiente para rechazar la hipótesis nula que establece que las características del fraude asociadas a la dimensión de la racionalización están determinadas por el nivel gerencial en una organización.

Para evaluar la correlación entre el nivel gerencial y la oportunidad se obtiene que el valor de Z de 1.711 no sobre pasa el valor crítico de 1.96 con la confiabilidad de 95% en dos colas. Por lo tanto, no hay evidencia para rechazar la hipótesis nula que establece que las características del fraude asociadas al la dimensión de la oportunidad, están determinadas por el nivel gerencia en una organización.

La correlación no paramétrica del Nivel Gerencial y la Racionalización se obtiene que el valor de Z de 1.267 no sobrepasa el valor crítico de 1.96 con la confiabilidad de 95% en dos colas. Por lo tanto, no hay evidencia para rechazar la hipótesis nula que establece que las características del fraude asociadas a la dimensión de la racionalización están determinadas por el nivel gerencial en una organización. Con este razonamiento estadístico podemos presentar las relaciones entre las tres dimensiones del fraude.

Poder vs. Oportunidad.

Al evaluar la correlación entre Poder y el nivel gerencial se obtiene que el valor de Z de 1.711 no sobrepasa el valor crítico de 1.96 con la confiabilidad de 95% en dos colas. Por lo tanto, no hay evidencia para rechazar la hipótesis nula que establece que las características del fraude asociadas al ángulo de Poder están influenciadas por la Oportunidad alcanzada en la organización.

Para evaluar la correlación entre poder y la Racionalización se obtiene que el valor de Z de 0.711 no sobrepasa el valor crítico de 1.96 con la confiabilidad de 95% en dos colas. Por lo tanto, no hay evidencia para rechazar la hipótesis nula que establece que las características del fraude asociadas al ángulo de Poder, están influenciadas por la Racionalización del individuo que pretende o comete fraude.

Para evaluar la correlación entre Poder y el nivel gerencial se obtiene que el valor de Z de 0.711 no sobrepasa el valor crítico de 1.96 con la confiabilidad de 95% en 3.048. Por lo tanto, hay evidencia para rechazar la hipótesis nula que establece que las características del fraude asociadas al ángulo de Oportunidad, no están relacionadas a la Racionalización del individuo que pretende o comete fraude.

Los resultados obtenidos contrastan con el estudio realizado por Dan Torpey (2009) donde encontró mayor relación entre las puntuaciones obtenidas entre el Poder y la Oportunidad en comparación con la Racionalización. En la figura 3 del Apéndice, se aprecia que los puntos circulados son los de mayor relación al estudiar las dimensiones del fraude en los e-mails enviados por 21 individuos.

Con esto podemos concluir que cuando existe el Poder, el individuo busca la Oportunidad, pero cuando tiene la Oportunidad no racionaliza durante este proceso. Este indicador establece que durante el proceso de maquinar el fraude llevarlo a cabo no hay una relación análisis de las consecuencias.

Luego de analizar los resultados de la encuesta, es nuestra opinión que dentro del elemento presión en el Triángulo del Fraude el ejecutivo de alto nivel gerencial se ve indirectamente influenciado o se le exige, que debe tener un estilo de vida económico, social y profesional, por encima de los demás. Para lograr dicha meta se vale de su poder, a tal grado, que podría romper con los principios morales para lograr la meta, impulsado por el poder y la obsesión. Por otra parte, en el área de oportunidad como elemento en el Triángulo del Fraude, los resultados demuestran que el ejecutivo de alto nivel gerencial utiliza su control sobre recursos y personas, tomando riesgos aún sabiendo que en caso adverso, posiblemente no tenga apoyo legal. Este último punto se debe a que siempre tendrá la oportunidad de transferir las faltas a sus subalternos.

Por último, los ejecutivos de alto nivel gerencial utilizan la racionalización dentro del Triángulo del Fraude, valiéndose de la confianza de los inversionistas o propietarios, para tener cierta autonomía sobre las decisiones y recursos. Esto le brinda poder, porque conociendo los puntos vulnerables de la empresa, pueden causarle daños económicos. Aun así, los encuestados piensan que no tienen poder legal sobre la empresa, pero, pueden razonar y sacar provecho económico de sus conocimientos en la competencia.

Luego de terminar este trabajo investigativo hemos llegado a la conclusión, que el triángulo del fraude aunque está presente en las empresas, es desconocido entre la mayoría de la alta jerarquía. Por ende, en la mayoría de las empresas no existe un plan de capacitación para sus empleados y gerenciales. Este hecho es muy importante porque según (Peter Eigen, 2005), (Presidente Transparencia Internacional). "La Corrupción puede ser el obstáculo individual más devastador que se opone al desarrollo económico, social y político en países que carecen de sistemas políticos abiertos".

 

 

 

Apendice:



Figura 1 :

 

 

 

 

 

 

 

Figura 2:

 

 

 

 

Resultado de la Prueba Kendall Tau

 

 

 

 

Figura 3:

 

Tomada de: Fraud Triangle Analitycs Dan Torpey 2009

 

 

 

 

 

 

Autores:

Dr. José A. Sánchez Ríos

Decano Asociado

Programa AHORA

Tel.: (787) 743-7979, Ext. 4084

Fax: (787) 704-2706

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Dr. Walter López Moreno

Catedrático Asociado

Universidad del Turabo

336 El Valle

Paseo del Parque

Caguas P.R. 00727

Tel. (787) 850-0000, Ext. 9909

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

 

 

Comentarios 

 
0 #1 Publicacion de articuloJose A.Sanchez Rios 30-05-2011 19:29
EXCELENTE ARTICULO,
Citar
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar